El Golf y los genios

Chistes No hay Comentarios »

Una pareja estaba jugando al golf en un campo muy distinguido, rodeado de bellísimas mansiones en el tercer golpe, el marido le dice a la mujer:
- Querida, ten cuidado al pegarle a la pelota, no sea que la mandes a una
de esas casas y rompas un vidrio. Va a costar una fortuna repararlo”.

Ella golpea y la pelota se va directamente contra una ventana de la mejor casa. El marido se vuelve loco: te dije que tuvieras cuidado.
¿Y ahora que hacemos? Más tranquilo le dice el marido:
- Vamos a pedir disculpas y a ver cuanto nos va a costar el arreglo.

Van hasta la casa, golpean y desde adentro una voz responde:
- pueden entrar.
Abren la puerta y ven todo el vidrio disperso por el piso, una botella rota cerca de la mesa y a un hombre sentado en un sillón que les dice:
- ¿ustedes son los que rompieron la ventana?
- Si, responde el marido con timidez, – y lo sentimos mucho. Queremos pagar el daño.
- De ninguna manera. Contesta el otro – soy yo el que debe agradecerles. Soy un genio que estuvo en esa botella durante miles de años. Ustedes me
liberaron. Por eso! puedo conceder tres deseos: les doy uno a cada uno y me guardo el tercero para mí.
- ¡Qué bien! – dice el marido. – Yo quiero un millón de dólares por año,
durante el resto de mi vida.
- No hay problema. Es lo menos que puedo hacer por mi salvador.
- Yo quiero una casa en cada país del mundo- agrega ella. – Tu deseo está realizado-, responde el genio.
- ¿Y cuál es tu deseo, genio? – pregunta intrigado el marido.
- Bien – responde, – desde que quede preso en esa botella, hace miles de
anos, no tuve oportunidad de tener sexo. Mi deseo es tener sexo con tu
mujer.

El marido mira a su mujer y le dice:
- bueno, querida, nos ganamos un montón de dinero y todas esas cosas. Creo que no esta pidiendo mucho-, a lo que la mujer asiente entusiasmada. El genio lleva a la mujer a un cuarto y pasa alrededor de dos horas con ella. Al finalizar, mientras se visten, el genio la mira y le pregunta:
- Dime, tengo una duda: ¿cuantos años tiene tu marido?
- Treinta y cinco – responde ella.
- ¿Y a su edad todavía cree en genios?

Hombre en una Isla Desierta

Chistes 1 Comentario »

Un hombre se fue de crucero y lo pasó de miedo…hasta que se hundió el

barco.

Naufragó a una isla desierta, no había nada. Sólo bananas y cocos.

Después de unos 4 meses, estaba sentado en la playa cuando ve que se acerca

remando un botecito con la mujer más hermosa del mundo dentro.

El hombre no lo puede creer y le pregunta:

- De dónde has venido? Cómo has llegado hasta aquí?

Ella le responde:

- Remé desde el otro lado de la isla donde estoy instalada desde que

naufragué cuando se hundió el crucero donde iba de vacaciones.

Y el diálogo continúa…

-¡Qué increíble! ¡Qué suerte que tuviste que un bote te llevó a la costa!

- OH, éste bote? Yo hice éste bote con materiales crudos de la isla. Los

remos fueron hechos de ramas de árboles. Entretejí el fondo del bote con

hojas de palmeras y los lados del bote fueron hechos superponiendo hojas de

gomeros. Los dos extremos los recubrí con hojas de eucalipto…

-Pero dónde encontraste las herramientas?

-Ah, eso no fue ningún problema. En el lado sur de la isla hay un estrato

muy inusual de roca aluvial que se ve expuesto. Lo trituré y quemé los

trozos a una determinada temperatura en el horno de barro que me hice. Se

convirtió en una especie de hierro dúctil y eso usé para hacer las

herramientas.

El tipo queda anonadado.

-Que te parece si remamos hasta mi casa? Le dice ella.

Después de un rato de remar, llegan a un pequeño embarcadero. El hombre no

puede creer lo que ve. Delante suyo hay un camino hecho de piedras lisas que

llega a un hermoso bungalow pintado en azul y blanco.

Mientras que van caminando hacia la casa, ella dice:

-No es nada del otro mundo, pero yo la llamo ‘mi casa’. Por favor

siéntate… Que te doy de beber?

-Nada, gracias. No soportaría tener que tomar jugo de coco una vez más.

Es lo único que he bebido en todos estos meses, no lo soporto más.

-Ah!, pero no es sólo jugo de coco. Yo me hice una pequeña destilería para

destilar alcohol. No te gustaría una piña colada?

Tratando de disimular su total asombro el hombre acepta y se sientan a

charlar. Luego de haber charlado un rato y haberse contado sus historias,

ella le dice:

-Me voy a refrescar un poco y a ponerme algo más cómoda. A ti te gustaría

darte una ducha y afeitarte? Hay una afeitadora en el armario del baño.

A estas alturas el hombre ya no cuestiona nada. Va al baño y encuentra una

navaja muy afilada hecha de hueso de tortuga con un mecanismo de eslabón

giratorio. El hombre piensa: “esta mujer es INCREÍBLE. ¿Qué más tendrá para

sorprenderme?

Al volver a la sala, encuentra a la mujer vestida sólo con hojas de viña

puestas en lugares estratégicos y oliendo a perfume de gardenias.

Ella le pide que se siente a su lado.

-Dime, -le dice ella muy sugestivamente y prácticamente echándosele

encima-  hemos sido náufragos durante muchos meses. Tú has estado muy

solito. Estoy segura que debe haber algo que quieres hacer inmediatamente,

AHORA MISMO, ALGO QUE HAS AÑORADO DESESPERADAMENTE?

Ella lo mira a los ojos y parpadea…

El traga saliva excitadamente y se le empiezan a caer Lágrimas por sus

mejillas y le dice…

NO ME JODAS… QUE PODEMOS VER EL PARTIDO DEL ZARAGOZA!!!!!!!!!!!!!!

La Rana y el golf

Chistes No hay Comentarios »

Un hombre se va a jugar golf. Estando en el segundo hoyo alcanza a ver a una rana que está sentada cerca del green. No le pone atención y ya casi va a tirar cuando oye una voz que dice “hierro 9″.

El hombre mira alrededor y no ve a nadie. De nuevo oye “hierro 9″.

Se da cuenta de que la que habló fue la rana y para probarle que está equivocada, toma el hierro 9 y tira.

¡Boom! directo al hoyo. El hombre está sorprendido, y le dice a la rana “eso es increíble, debes ser la rana de la buena suerte, ¿no?

La rana responde, “Rana afortunada”.

El hombre resuelve llevarse la rana para el siguiente hoyo.
“¿Qué opinas rana?” pregunta el hombre.

“Madera 3″

El hombre saca una madera 3 y… ¡Boom!

HOYO EN UNO..

El hombre está desconcertado y no sabe qué decir.

Al final de la ronda, el hombre ha hecho el mejor juego de golf de su vida y le pregunta a la rana: “¿ahora qué hacemos?”

“Las Vegas” contesta la rana.

Se van a Las Vegas, entran a un casino y el hombre le dice a la rana.. “¿y ahora qué?

La rana dice “Ruleta”

Se acomodan frente a la ruleta y el hombre dice..”¿cuánto debo apostar y a qué?

La rana dice $ 3.000, negro, 6″.

Esta es una apuesta de un millón a uno, pero después de lo que sucedió en el campo de golf el hombre no lo piensa dos veces.

¡Boom! Miles de fichas se acumulan al frente del hombre.

El hombre cambia sus fichas y consigue la mejor y más cara habitación del hotel.

Se sienta y dice, “Rana, no sé cómo pagarte. me has hecho ganar todo este dinero y te estoy eternamente agradecido”.

La rana contesta, “bésame”.

El hombre piensa que después de lo que la rana ha hecho por él es lo menos que se merece.

Cuando besa a la rana ésta se convierte en una hermosísima mujer.

“Y esta es la razón por la cual la chica estaba en mi habitación, Elin. Te lo juro por mi madre, o dejo de llamarme Tiger Woods“.

Terapia de Grupo

Chistes No hay Comentarios »

En una terapia de grupo, el terapeuta pide a todos los asistentes que digan qué son y por qué lo son.
El primer chico dice… yo soy arquitecto, puesto que me gustan los edificios, etc.
El segundo chico dice… yo soy médico, puesto que me gusta curar a las personas.
A continuación una chica dice…. yo soy lesbiana, porque lo que más me gusta es ver tetas y coños y además acostarme con mujeres.
Y el cuarto chico dice……
Pues yo estaba convencido de que era albañil, pero me acabo de dar cuenta de que en realidad …… SOY LESBIANA!
txuminades

Pecadora

Chistes No hay Comentarios »

Padre, perdóneme porque he pecado (voz femenina)


- Dime, hija, ¿cuáles son tus pecados?

- Padre, el demonio de la tentación se apoderó de mí, pobre pecadora.

- ¿Cómo es eso, hija?

- Es que cuando hablo con un hombre tengo sensaciones en el cuerpo que no  sé como describirlas…

- Hija, por favor, que también soy un hombre…

- Sí, padre, por eso vine a confesarme con usted.

- Bueno hija, ¿y cómo son esas sensaciones?

- No sé cómo explicarlas, por ejemplo, ahora mi cuerpo se rebela a estar de  rodillas y necesito ponerme más cómoda.

- ¿En serio?

- Sí, quiero relajarme y quedarme tendida…

- Hija, ¿tendida cómo?

- De espaldas al piso, hasta que se me pase la tensión…

- Y qué más?

- Es como que tengo un sufrimiento que no le encuentro acomodo.

- ¿Y qué más?

- Como que espero un poco de calor que me alivie…

- ¿Calor?

- Calor, padre, calor humano, que lleve alivio a mi padecer….

- ¿Y qué tan frecuente es esa tentación?

- Permanente, padre, por ejemplo, ahora me imagino que sus manos sobre mi  piel me darían mucho alivio….

- ¡Hija!

- Sí, padre, perdóneme, pero me urge que alguien fuerte me estruje entre  sus brazos y me dé el alivio que necesito…

- ¿Por ejemplo yo?

- Por ejemplo, usted es la clase de hombre que imagino me puede aliviar..

- Perdóname, hija mía, pero necesito saber tu edad…

- Setenta y cuatro, padre.

- Hija, vete en paz, que lo tuyo es reumatismo…

La Monjita friolera

Chistes No hay Comentarios »

La monjita friolera

Cierta vez, un cura y una monja regresaban de una aldea hacia el convento..

Al caer la noche, vieron una cabaña en medio del camino y decidieron entrar para pernoctar y proseguir el viaje al siguiente día.

Al entrar a la cabaña, vieron que había sólo una cama de matrimonio, y unas mantas en un armario.

El padre y la monja entraron y después de algunos segundos de silencio, el padre dice:

Hermana, usted puede dormir en la cama y yo duermo en el suelo.

Y así hicieron. Mientras tanto, en medio de la noche la hermana despertó al padre:

Padre …¿ Está despierto?

El padre medio dormido:

Sí, sí … Ahhhh, hermana, diga ¿qué quiere?

Ahhh .. Es que tengo frío. ¿Puede traerme una manta?

Sí hermana, como no.

El padre se levantó, fue a buscar una manta al armario y tapó con ella a la hermana con mucha ternura.

Una hora después, la hermana despierta al padre nuevamente:

Padre….. ¿Todavía está despierto?

¿Qué pasa hermana ?. ¿Y qué le sucede ahora?

Es que aun tengo frío. Puede darme otra manta?

Claro que sí hermana ..

Una vez más el padre se levantó, lleno de amor y buena voluntad para atender el pedido de la hermana.

Otra hora pasó, y una vez más, la hermana llamó al padre:

Padre……. ¿Sigue despierto?

Sí hermana.. ¿Y qué necesita ahora?

Es que no puedo dormir. ¡¡¡ Sigo con mucho frío !!!

Finalmente, entendiendo las intenciones de la hermana, el cura entonces le dice:

Hermana, estamos aquí los dos solos, ¿cierto?

Cierto, contesta la hermana,

Lo que ocurre aquí, y lo que deba de ocurrir, sólo nosotros dos lo sabremos y nadie mas, ¿cierto?

Cierto.

Entonces le hago una sugerencia….

¿Qué tal si fingimos ser marido y mujer…………?

La hermana entonces se llenó de alegría y dijo:

!!!! SÍ, sí !!!!, eso, eso.

Entonces el padre cambia el tono de su voz y grita:

ENTONCES, DEJA DE JODER DE UNA PUTA VEZ Y LEVÁNTATE TÚ A BUSCAR LA MANTA DE LOS COJONES.

NOTA: SI PENSASTE QUE IBA A A TENER UN FINAL ERÓTICO-SEXUAL REZA CIEN AVEMARÍAS Y DOSCIENTOS PADRENUESTROS,….SOLAMENTE POR TUS MALOS PENSAMIENTOS.

Mañico en el tren

Chistes No hay Comentarios »

Un mañico va en un tren sentado frente a una rubia estupenda, vestida con una minifalda muy corta.

El mañico intenta no fijarse en sus preciosos muslos, pero es incapaz de retirar su mirada de allí. De tanto fisgonear, se acaba dando cuenta de que la chica va sin ropa interior.

La rubia también se da cuenta de que él la mira justo ahí y le dice:

- ¿Me estás mirando el chichi, verdad?

- ¡Sí, disculpa! – responde sonrojado el mañico, tras apartar la mirada.

- Está bien, no te preocupes – responde la mujer – ¿Sabes? Mi chichi es muy hábil. Mira esto, voy a hacer que te guiñe un ojo.

Dicho y hecho. El mañico ve asombrado cómo el chichi de la rubia le echa un par de guiños.

Él, totalmente asombrado, se pregunta qué otras cosas podrá hacer.

- También puedo hacer que te tire un beso.

La chica se sube un poco más la falda para que él tenga una vista completa y despejada. Acto seguido, el chichi increíblemente, contrae sus labios y le tira un beso con sonido incluido.

- ¡¡¡Muacccc!!!

- ¡¡¡Ñoosss!!!

El mañico no se lo podía ni creer.

- Ven y siéntate a mi lado – le sugiere la mujer ya entrada en calor.

El mañico, ni corto ni perezoso, se sienta a su lado.

La rubia, con voz melosa, le pregunta:

- ¿Quieres meter dentro un par de dedos?

Paralizado de asombro, el mañico le responde:

- ¡¡¡¡No jodas que TAMBIÉN SILBA!!!!

Chiste de la hostia en el tren

Chistes No hay Comentarios »

Una Gorda, una Rubia buenísima, un Catalán y un Aragonés

Van en un vagón de un tren una Gorda, una Rubia buenísima , un Catalán y un Aragonés

De repente, el tren se mete en un túnel y el vagón se queda totalmente oscuro;

entonces se oye un hostión que te cagas, vamos un guantazo de los buenos.

El tren sale del túnel y vuelve la luz, todos se quedan pensando en lo que ha podido ocurrir.

- La Gorda piensa:

“Seguro que el Aragonés le ha metido mano a la Rubia, y esta, se ha mosqueado y le ha dado un guantazo de los buenos”

- La Rubia piensa:

“Seguro que el Aragonés, ha intentado meterme mano, se ha equivocado y la Gorda le ha soltado un leche de las buenas”

- El Catalán piensa:

” Que cabrón el Aragonés, seguro que le ha metido mano a la Rubia esta que tengo aquí a mi lado, se ha pensado que

he sido yo y vaya pedazo de hostión que me acaba de soltar”

- Y por último el Aragonés piensa:

” A ver si viene otro túnel, y le meto otra hostia al Catalán”

Entrevista de trabajo

Chistes No hay Comentarios »

EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Una candidata está en una entrevista de trabajo.

El psicólogo le dice:

- Le voy a realizar un test final para su admisión.

- Perfecto.  – dice la candidata.

Entonces el psicólogo le pregunta:

- Usted está en una calle oscura y ve a lo lejos dos faros viniendo en su
dirección, ¿Usted qué piensa que es?

- Un coche, – dice la candidata.

- Un coche es muy poco, ¿Qué tipo de coche?
¿Un BMW, un Audi, un Volkswagen?

- ¿Y cómo lo voy a saber?

Hummm…, dice el psicólogo, que continúa: le voy a hacer otra pregunta:

- Usted está en la misma calle oscura y ve sólo un farol viniendo
en su dirección, ¿qué es?

- Una moto, – dice la candidata.

- Si, pero ¿qué tipo de moto? ¿Una Yamaha, una Honda, una Suzuki?

- Pero si es una calle oscura cómo lo voy a saber? (ya medio nerviosa)
Hummm…, dice el psicólogo. Aquí va la última pregunta:

- En la misma calle oscura usted ve de nuevo un solo farol pero más
pequeño y percibe que viene más lento, ¿qué es?

- Una bicicleta.

- Si, pero ¿qué tipo de bicicleta?, ¿una Caloi, una Raleigh?

- No sé !!!…

- ¡Ha sido Vd. descalificada! – Dice el psicólogo.

Entonces la candidata, medio triste con el resultado, dice al psicólogo:

- Aunque he sido descalificada, el test me ha parecido muy interesante.
¿Puedo hacerle una pregunta, en la misma línea de razonamiento?

Y el psicólogo satisfecho responde:

- ¡Claro que puede!

- Usted señor, está a la tarde casi noche en una calle mal iluminada.
Ahí ve una mujer muy maquillada, con un vestido rojo muy corto,
contoneándose y moviendo el bolso, ¿qué es?

- ¡Ah! – dice el psicólogo – es una puta…

- Si, pero ¿qué puta?… ¿su hermana? ¿su hija? ¿su mujer? ¿o su puta madre?

Entradas RSS Comentarios RSS