Test izquierdas o derechas

Sin categoría No hay Comentarios »

COMO SABER SI UNO ES DE IZQUIERDAS O DE DERECHAS

Verdadero como la vida misma

¿CÓMO SABER SI UNO ES DE IZQUIERDAS O DE DERECHAS?

Cuando a un tipo de derechas no le gustan las armas, no las compra y listo.
Cuando a un tipo de izquierdas no le gustan las armas, quiere prohibirlas hasta en las fuerzas armadas.

Cuando a un tipo de derechas no le gustan los toros, no asiste a la plaza y punto.
Cuando a un tipo de izquierdas no le gustan los toros, intenta prohibirlos y dedicar las plazas a mítines del partido.

Cuando a un tipo de derechas no le gusta el tabaco, no fuma.
Cuando a un tipo de izquierdas no le gusta el tabaco, no descansa hasta vetarlo para que nadie disfrute fumando.

Cuando un tipo de derechas es vegetariano, simplemente no come carne.
Cuando un tipo de izquierdas es vegetariano, hace campaña contra todos los productos que contengan, básicamente, proteínas de animal.

Cuando un tipo de derechas es homosexual, vive tranquilamente su vida como tal sin molestar a nadie.
Cuando un tipo de izquierdas es homosexual, hace escandalosa ostentación de ello, participando “orgullosamente” en desfiles horteras, para que todos le respeten.

Cuando un tipo de derechas tiene problemas por su trabajo, reflexiona sobre cómo salir de dicha situación, y actúa.
Cuando un tipo de izquierdas tiene problemas por su trabajo, levanta una queja por acoso laboral y hace huelga contra la discriminación de que fue objeto con el apoyo de su sindicato. Si es mujer cuenta ,además, con el apoyo del Ministerio para la Igualdad.

Cuando a un tipo de derechas no le agrada un programa de televisión, simplemente la apaga o cambia de canal o se va a la cama.
Cuando a un tipo de izquierdas no le agrada un programa de televisión, demanda judicialmente al canal que emite el programa que no le gusta, por ser manifiestamente “facha”

Cuando un tipo de derechas es ateo, no va a la iglesia, ni a la sinagoga ni a la mezquita, y el domingo o sábado… lee el diario, y hace fila para comprarlo, con quienes vuelven de la iglesia.
Cuando un tipo de izquierdas es ateo, no quiere ninguna alusión a Dios en ninguna parte, en ninguna esfera pública, y protesta contra las religiones y sus símbolos (salvo contra el islam,(porque “hace pupa”)).

Cuando un tipo de derechas tiene problemas económicos, trabaja todo lo que puede, intenta pagar todas sus deudas, y a veces incluso ahorra (este caso es excepcionalmente aplicable también a algunos sujetos, pero pocos, de izquierdas).
El de izquierdas le echa la culpa al gobierno, si este NO ES de izquierdas, claro; a los empresarios, a la burguesía, a los bancos y al capitalismo, a la globalización, a los americanos, a Aznar, al Papa y en algunos casos, no muchos, también al Real Madrid.

Cuando un tipo de derechas, lee este email, se ríe, y lo reenvía a sus amigos.
El de izquierdas se cabrea mucho, pone “a parir” al que se lo mandó y lo borra.

Nevada Increible en Cerler

Sin categoría No hay Comentarios »

¡¡Qué pasada!!

Acabo de hablar con un antiguo amigo que está viviendo en un pueblecito en lo más alto del Pirineo Aragonés. Concretamente en Cerler.
Me ha dicho que desde ayer por la tarde no ha parado de nevar y que la nieve ya llega a la cintura.

La temperatura ya ha bajado de los -20° C y hay vientos polares con ráfagas de hasta 120 km/hora.
Me ha contado que su mujer no ha hecho otra cosa que mirar por la ventana de la cocina todo el día …….

……… y toda la noche.

¡¡Ah!!… y me ha dicho también, que si el tiempo se pone peor, no le va a quedar más remedio que dejarla entrar

Peditos

EL PEDO, Sin categoría No hay Comentarios »

- PEDITOS: llamados también Avellanas. Son pequeñísimos, de escasa duración, inofensivos y normalmente no hacen  ruido, suelen venir acompañados de una traca de 5 o 6 pedos de las mismas características. Lo tiran las mecanógrafas, telefonistas y cajeras de farmacia. Por lo coloradas que se ponen se adivina enseguida donde está la emisora.

By CMM. Extraído de su libro EL PEDO Y YO

La nochevieja

Sin categoría No hay Comentarios »

Real como la vida misma…. ¡¡¡¡¡ES BUENISIMO!!!!
¡Dentro de nada… Nochevieja, ¿eh? ¡Qué estrés! Yo en nochevieja me siento… me siento… 
no sé, me siento como un toro, ¿no?
Cuando llega la fiesta miro alrededor y me da la  sensación de que todo el mundo se lo está pasando bien, menos yo. 

El estrés comienza con la cena. Aquello parece una prueba del Gran Prix: 
Tienes que llevar calzoncillos rojos, tener algo de oro para meterlo en la copa,preparar las doce uvas…   
Y contarlas varias veces, porque, como son todas iguales, te equivocas: 

- Una, dos, tres, cuatro… una, dos, tres, cuatro, cinco, seis… 
Esta pocha ya la he  contado… Una, dos… siete, ocho… ¡Joder, las doce menos veinte! 
¡Chavalín, trae el  Rotring, que las voy a numerar, como en el Bingo! 

Y tu madre: 

- ¿Queréis venir, que se enfrían las gambas? 

Que esa es otra: te tienes que comer todo lo que está en la mesa… 
Y antes de las doce!; 
que, con las prisas, más que pelar gambas, parece que estás 
desactivando una bomba con el tiempo justito, como en las películas. 

- ¡Coño, las doce menos diez! ¡Mamá, no me da tiempo: hazme un sándwich con el cochinillo, que ya está terminando Cruz y Raya! 

Y no eres el único que está agobiado, ¿eh? No hay más que ver la tele.

Allí están Ana  Obregón y Ramón García, explicando a toda España como funciona un  reloj. 
Acojonados por si  se equivocan: 

- Cuando la aguja pequeña esté en las doce y la grande también.. serán las doce. 

¡Coño, como todas las noches! 

- Y entonces bajará la bola y… luego vienen los cuartos, ¡no vayan a empezar a comerse  las uvas, ¿eh? 

Vamos a ver: ¿por qué nos explican mil veces que no nos comamos las uvas  en los cuartos y  nadie nos explica por qué coño tiene que bajar una bola?
¿Qué clase de reloj es ése? 

Cuando por fin llegan las doce, en toda España se oye lo mismo: 
Cla, 
cla, 
cla, cla… <>> es la bola>>: cla, cla, cla… Din-don… 

- ¡Ah no, que son los cuartos! 

Din-don… 

- ¡Escupid que son los cuartos! 

Din-don… 

- Pfbbbbbbbb… ¿qué son qué? 

Din-don… 

- Los cuartos… 

Ton… 

- ¡Ahora, ahora! 

Ton… 

- ¡Una! 

- ¡Que no, que vamos por la segunda! 

Ton… 

- Pues me meto dos… 

Ton… 

- Seis… 

- ¿Cómo que seis? 

Ton… 

- A mí ya no me caben más, ¿eh? 

Ton.. 
  
  
 -¡Eh!, ¡deja mis uvas, cabrón! 

Ton… 

- ¡Es que se me ha caído una al suelo! 

Ton… 

- Bgrfds… 

Ton… 

- Bggggdffffff… 

Ton… 

- A mí ya no me quedan… 

Ton… 

- Bgggggdffffff…. 

- ¡Pues a mí me sobran cuatro! 

Ton… 

- Bfgggggggg, grounfffffff… 

Y cuando acaban, toda la familia con la boca llena de babas, a darse besos: 

- Feliz año, eeeeeeeeeh, felicidades, grfdddfd… 

Y suena el teléfono: ¡riiiiiiiiiing! 

- ¡Pero coño! ¿Ya están llamando? ¿No se pueden esperar? 

- Pues a mí todavía me sobran dos… 

- ¡Champán, que alguien abra el Champán! 

Pero, bueno, ¿a vosotros os parece lógico empezar el año así? 

¡Qué estrés, de verdad! 

Pero como es Nochevieja… tienes la obligación de divertirte. Así que después te vas a un fiestorro a un sitio en el que, si caben mil personas, el dueño ha decidido meter a cinco 
mil doscientas. ¡Muy bien! ¡Cuatro mil doscientas más de las que caben! 
¡Quédate en la calle si te apetece, con la pelona que está cayendo! 

Así que entras. Lo bueno que tiene ir a un sitio así es que te puede pasar cualquier cosa. 
A mí el año pasado me ocurrió de todo. Yo estaba tan tranquilo,tomándome mi cubatita de garrafón, cuando de repente un tío me cogió por detrás y me dijo: 

- ¡¡¡¡COOOOOOOOONGAAAAA!!!!! 

Y, claro, que vas a hacer, pues te pones a bailar… ¡Eso te lo hace un tío en el autobús y le partes la cara! ¡Pero como es Nochevieja… ! ¡Pues hala!
Y de repente te das la vuelta y llevas cien personas enganchadas a tu culo.
¡A ver como escapas de ésta! 
Porque una conga es como una secta: entrar es muy fácil pero salir es muy jodido. 
Porque en el garito hay como doce congas girando a toda pastilla… 

Bueno, pues iba yo conduciendo mi conga… por mi derecha, cuando, de pronto, me veo venir en dirección contraria una conga suicida acojonante conducida por un gordo 
con casco de vikingo. Yo le iba a hacer ráfagas, pero como las congas no llevan ni luces ni nada… pues, para evitar la colisión, di un giro brusco a la derecha… ¡Y me
tragué entera una columna de espejitos! ¡Siniestro total! 

Doce heridos leves y una columna de espejitos destrozada. Y yo, con una ceja abierta tirado en el suelo pensaba: cagao! 

Y en ésas, me desmayé. 

Al despertar estaba en la sala de urgencias, rodeado por todos los de mi conga. Algunos todavía no se habían esenganchado; habían venido corriendo detrás de la ambulancia. 

Bueno, las urgencias en Nochevieja, hay que vivirlas. Si en la sala caben cincuenta personas, el “dueño” ha metido a ciento cincuenta… Como el de la discoteca.
Y como allí también es Nochevieja, el camillero lleva un gorrito de moro, la enfermera un collar de hawaiana y el que te cose la ceja unos dientes de Drácula, ¡que te da una confianza… ! El tío te dice: 

- ¿Qué ha sido? ¿Con una moto? 

- No, con una conga. 

- ¡Ay!, si es que van como locos con las congas… 

Cuando salí de allí me quería ir a mi casa, pero como era Nochevieja, acabé a las ocho de la mañana con la ceja grapada en un bareto… 

- Oiga, póngame un chocolate con churros. 

- Pues sólo nos queda Nesquick y algunos “dónuses”… Es que los últimos churros se los han tomado los de una conga, ¡traían un cachondeo…! Había un gordo que llevaba un casco de vikingo… ¡No le digo más!
Y es lo que yo le digo a los clientes: si no disfrutas en Nochevieja, ¿Cuándo vas a disfrutar?

FELIZ AÑO

Tamaño del pene en el mundo

Sin categoría No hay Comentarios »

Mapa del tamaño del Pene en el mundo

Más información en http://www.targetmap.com/viewer.aspx?reportId=3073

Puro romanticismo

Sin categoría No hay Comentarios »

ELLA LE ENVIA UN SMS AL MÓVIL DE SU NOVIO:

Mi amor:
Si estas durmiendo mándame tus sueños.
Si estas riendo mándame tu sonrisa.
Si estas llorando mándame tus lágrimas.
TE AMO!!!


ÉL LE RESPONDE:

Mi amor;

Estoy cagando… ¿Te mando algo?

La verdad de la Asociacion de Abducidos

Sin categoría, Videos No hay Comentarios »

Se me cayó un mito ELADIO OTERO es un actor

Chiste de la cortadora de pepinos

Sin categoría No hay Comentarios »

Un hombre trabajaba hacía muchos años en una fábrica de conservas.

Un día le confesó a su mujer que estaba poseído por una terrible obsesión, un impulso incontrolable de meter su pene en la cortadora de pepinos. De meterlo ahí y que pasara lo que tuviera que pasar.

Espantada, la esposa le sugirió que consultara con un psicólogo, que no era normal que quisiera meter su miembro en la cortadora de pepinos.

El marido prometió que lo pensaría, pero continuó repitiéndole a la esposa el mismo cuento, hasta que ella, aburrida, un día le dijo:

- Pues mételo en la cortadora de pepinos y no me fastidies más… ¡¡¡Es tu problema!!!

Al día siguiente, el marido llegó a casa cabizbajo, profundamente abatido.

- ¿Qué pasó? le preguntó la mujer, preparándose para lo peor.

- ¿Te acuerdas de mi compulsión de meter el pene a la cortadora de pepinos?

- ¡Oh, no! – gritó la mujer – ¡dime que no hiciste eso!

- ¡Sí, lo hice!

- ¿Oh Dios, y qué pasó?

- ¡Me despidieron…! – respondió el marido.

- Y, ehhh … La cortadora de pepinos ¿Que te hizo?, ¿Te lastimó?

- NOOO… A ELLA TAMBIEN LA DESPIDIERON!!

Cinco reglas para que un hombre sea feliz

Sin categoría No hay Comentarios »

1. Es importante tener una mujer que te ayude en la casa, que cocine, que limpie y que tenga un trabajo.

2. Es importante tener una mujer con sentido del humor y que te haga reír.

3. Es importante tener una mujer en la que confíes y que no te mienta.

4. Es importante tener una mujer que sea buena en la cama y a la que le guste estar contigo.

5. Es MUY, MUY, MUY, MUY importante que esas cuatro mujeres no se conozcan.

Entrevista de trabajo

Sin categoría No hay Comentarios »

EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Una candidata está en una entrevista de trabajo.

El psicólogo le dice:

– Le voy a realizar un test final para su admisión.

– Perfecto. – dice la candidata.

Entonces el psicólogo le pregunta:

– Usted está en una calle oscura y ve a lo lejos dos faros viniendo en su
dirección, ¿Usted qué piensa que es?

– Un coche, – dice la candidata.

– Un coche es muy poco, ¿Qué tipo de coche?
¿Un BMW, un Audi, un Volkswagen?

– ¿Y cómo lo voy a saber?

Hummm…, dice el psicólogo, que continúa: le voy a hacer otra pregunta:

– Usted está en la misma calle oscura y ve sólo un farol viniendo
en su dirección, ¿qué es?

– Una moto, – dice la candidata.

– Si, pero ¿qué tipo de moto? ¿Una Yamaha, una Honda, una Suzuki?

– Pero si es una calle oscura cómo lo voy a saber? (ya medio nerviosa)
Hummm…, dice el psicólogo. Aquí va la última pregunta:

– En la misma calle oscura usted ve de nuevo un solo farol pero más
pequeño y percibe que viene más lento, ¿qué es?

– Una bicicleta.

– Si, pero ¿qué tipo de bicicleta?, ¿una Caloi, una Raleigh?

– No sé !!!…

- ¡Ha sido Vd. descalificada! – Dice el psicólogo.

Entonces la candidata, medio triste con el resultado, dice al psicólogo:

– Aunque he sido descalificada, el test me ha parecido muy interesante.
¿Puedo hacerle una pregunta, en la misma línea de razonamiento?

Y el psicólogo satisfecho responde:

- ¡Claro que puede!

– Usted señor, está a la tarde casi noche en una calle mal iluminada.
Ahí ve una mujer muy maquillada, con un vestido rojo muy corto,
contoneándose y moviendo el bolso, ¿qué es?

– ¡Ah! – dice el psicólogo – es una puta…

– Si, pero ¿qué puta?… ¿su hermana? ¿su hija? ¿su mujer? ¿o su puta madre?

Entradas RSS Comentarios RSS