AGALLAS:
Es llegar tarde a casa después de una noche con los amigos, ser recibido en la puerta por tu mujer con la escoba en la mano, y tener las agallas de decirle:
- ¿Estás barriendo o vas a volar?

HUEVOS:
Es llegar tarde a casa después de una noche con los amigos, oliendo a cerveza y perfume de mujer, con pintalabios en la camisa, darle una palmada en el culo a tu mujer y tener los huevos de decirle:
- ¡¡¡No pongas esa cara, que ahora vas tú!!!


HUEVOS Y AGALLAS:

Es el que llega a casa y le dice a su mujer: – ¡vamos a echar un polvo!,
y la mujer le dice: – no tengo ganas, es que me duele la cabeza,
y el tío contesta: – pero bueno… ¿que os pasa hoy a todas?