EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Una candidata está en una entrevista de trabajo.

El psicólogo le dice:

– Le voy a realizar un test final para su admisión.

– Perfecto. – dice la candidata.

Entonces el psicólogo le pregunta:

– Usted está en una calle oscura y ve a lo lejos dos faros viniendo en su
dirección, ¿Usted qué piensa que es?

– Un coche, – dice la candidata.

– Un coche es muy poco, ¿Qué tipo de coche?
¿Un BMW, un Audi, un Volkswagen?

– ¿Y cómo lo voy a saber?

Hummm…, dice el psicólogo, que continúa: le voy a hacer otra pregunta:

– Usted está en la misma calle oscura y ve sólo un farol viniendo
en su dirección, ¿qué es?

– Una moto, – dice la candidata.

– Si, pero ¿qué tipo de moto? ¿Una Yamaha, una Honda, una Suzuki?

– Pero si es una calle oscura cómo lo voy a saber? (ya medio nerviosa)
Hummm…, dice el psicólogo. Aquí va la última pregunta:

– En la misma calle oscura usted ve de nuevo un solo farol pero más
pequeño y percibe que viene más lento, ¿qué es?

– Una bicicleta.

– Si, pero ¿qué tipo de bicicleta?, ¿una Caloi, una Raleigh?

– No sé !!!…

- ¡Ha sido Vd. descalificada! – Dice el psicólogo.

Entonces la candidata, medio triste con el resultado, dice al psicólogo:

– Aunque he sido descalificada, el test me ha parecido muy interesante.
¿Puedo hacerle una pregunta, en la misma línea de razonamiento?

Y el psicólogo satisfecho responde:

- ¡Claro que puede!

– Usted señor, está a la tarde casi noche en una calle mal iluminada.
Ahí ve una mujer muy maquillada, con un vestido rojo muy corto,
contoneándose y moviendo el bolso, ¿qué es?

– ¡Ah! – dice el psicólogo – es una puta…

– Si, pero ¿qué puta?… ¿su hermana? ¿su hija? ¿su mujer? ¿o su puta madre?