- PEDO ARDIENTE: es aquel, que una vez lanzado notas como el ojete te empieza a quemar. Uno estudio reciente de la Universidad de Teruel ha llegado a la conclusión de que un Pedo Ardiente en el momento de su expulsión puede llegar a superar los 95° C. Es bastante peligroso ya que corre serio peligro de incineración la ropa del individuo en cuestión, así que es conveniente lanzarlo en casa y con el pijama puesto para poder llegar al bidé más rápidamente y con poca ropa. Lo lanzan los alcohólicos y borrachos después de un buen “pedal”  con los amigotes.

By CMM. Extraído de su libro EL PEDO Y YO