PEDO CON CALDO: también llamado pedo con sorpresa. Son mudos, cortos y no huelen mal, ya que suelen ser sólidos. Son de lo más traidor, ya que nos entusiasmamos ante la idea de dejar caer un soberbio pedo, pero al soltarlo resulta que nos es tan hermoso ya que si es ruidoso vendrá acompañada de una mancha de nicotina y cascarrias y si no lo es vendrá acompañado de un viscoso liquidillo el cual nos obliga a salir precipitadamente y con las nalgas bien apretadas hacia el retrete. Suele ser la antesala de la cagada. Lo lanzan los viciosos de los pedos, estudiantes, directores de banco y profesores de medicina.

By CMM. Extraído de su libro EL PEDO Y YO