- ¡Joer, Joseba! ¿Cómo es que llevas toda la cabeza vendada?
- ¡Joer, por la moto!
- ¿Te caíste?
- ¡Quiá! ¿recuerdas, bajando de la ermita al pueblo, la primera curva muy cerrada, que hay una tapia de cemento, que pone SE TRASPASA…?
-Si.
- ¡Pues no es verdad, no se traspasa! .